domingo, 18 de marzo de 2012

11 de 52 maneras de disfrutar...



     Esta semana ha sido muy completa, he comido dos helados bien grandotes de stracciatella (El próximo que me coma tendrá foto si tengo la cámara a mano) también, contando ahora mismo, ha habido dos días en los que he cenado fresas con azúcar, lo cual también me pone muy contenta. ¡Están empezando a ser mi cena favorita! También ha sido la semana en la que ha surgido un mini viaje para Semana Santa... con las ganas que tenía yo de escapar y lo fácil que lo ha puesto el Poq.

     Además esta semana hemos empezado seriamente a ensayar la obra de junio con los peques, que este año va a se La flauta mágica de Mozart y estamos avanzando mucho en las dos coreografías de danza del vientre. Eso sí, tengo agujetas en muchos músculos que ni se nombrar... y que el Poq si que sabrá, y también sus intersecciones, posibles lesiones, estiramientos y demás detalles.

     El jueves, tenía pensado quedar con María, pero no pudo ser, así que decidí seguir su receta de galletas...y me salieron unas galletas diferentes, según ella más ricas, pero que parecían más lenguas de gato con chocolate que cookies de toda la vida. Lo mejor de todo es que las hice en compañía de Vero y luego cenamos juntas, más felices que para qué.Este es el paquetito que le hice a María, con mis sellos y las tintas de colores que me compré... y dentro, por supuesto, ¡había varias galletas! :)



Ya se que la edición no está muy allá, pero bueno, por hoy es suficiente!


     Además de todas estas cosas maravillosas, hay que decir que este fin de semana vinieron de visita no solo mi tía María, sino su hermana, cuñado e hijo Arnau. ¡Son tan adorables! Y claro, ¿que iba a hacer yo con un niño de 21 meses? Hacerme amigo suyo, leer sus cuentos, ayudarle a comer la sopa, jugar con él... ¡y afotarlo! No se cuantas fotos le he podido hacer en una tarde. Pero no os pudo enseñar casi ninguna... solo esta, en la que yo estaba tirada por lo suelos desde hacía rato, y por lo cual no me hacía ni caso y jugaba tranquilamente



      Y luego esta foto, que será la foto de la semana, en la que está jugando con la pelota, o a correr alrededor del árbol o huyendo de mi padre, que le daba mucho miedo...  anda que no lo pasamos bien mientras el gritaba: gooooool de Messi!!!




     Y así empezamos la nueva semana, con nuevos retos en la cabeza, el estómago lleno de cosas ricas, muchas ganas de salir al escenario con mis chicos y demostrar todo lo que podemos hacer y con planes para el fin de semana que viene y para las vacaciones.

2 comentarios:

en las nubes dijo...

Oye pues a por otra semana fantástica!!!
Me has dado ganas de comer heladito con fresas, ummm :)

Ana Díaz dijo...

Yo empiezo la semana con la cabeza repleta de ideas y proyectos que debo continuar, la rodilla hecha polvo y dolorida por la tendinitis y el estómago vacío porque hoy empiezo la dieta 2012.

....Tienes razón, fotografiar niños es complicado, sobre todo cuando pretendemos ser capaces de pillar sus expresiones más naturales y la parte de si mismos que más nos divierte.

¡Si yo te contara!

Publicar un comentario